Menú Cerrar

La radio siempre está

Por Rodolfo Gutierrez

Uno de vez en cuando tiene ráfagas de recuerdos muy lejanos, acaso aquellos primeros momentos en los que tuvimos conciencia. Momentos, situaciones que nos aparecen en fragmentos, en modo llamarada de nostalgia. Entre esos primeros flashbacks, tengo muy presente una idea que se me había metido en la cabeza por aquel tiempo.

Entre las miles de preguntas que les hacía a mis padres son cualquier tema y que pacientemente me respondían una y otra vez. No tenía más de 4 años y uno de mis temas recurrentes de ese tiempo era creer que las voces que escuchábamos en el radiograbador Sanyo surgían de pequeñas personas que estaban dentro del aparato, la fantasía era que eran enanitos que emitían aquellos sonidos. En realidad era mi primer encuentro con la radio, con sus voces, sus canciones y su compañía.

Si pienso en una palabra que pueda definir el significado de radio la primera que se me viene a la mente es compañía, porque acompañaba en las mañanas a mi mamá en las actividades cotidianas, como a mi papá los domingos cuando no existían las transmisiones de futbol en vivo en TV. Entonces mientras cortaba el pasto, levantaba una pared o simplemente se tomaba unos mates fui aprendiendo formaciones de equipos de esa época. Los primeros apellidos relativos al futbol son los del Boca del 81, el Ferro de Griguol, el Independiente de los 80 y el nomre que me retumba de ese tiempo es Paolo Rossi, figura de Italia en el Mundial España 82.

A partir de ahí siempre recuerdo escuchar radio en distintos contextos, de fondo en esas mañanas antes de ir a la escuela, siempre imaginando las jugadas que los relatores transmitían con el fondo de las hinchadas. Sin querer se fueron uniendo mi pasión por el fútbol, la comunicación, la narración y la información.

Pasaron años, décadas, formas de escuchar radio. Pasamos de la Sanyo que también reproducía cassettes a aparatos más chicos, de diferentes colores y formas. En el camino el walkman, el mp3 hasta hoy que la radio nos llega a través del celular. En consecuencia, nunca desapareció del mapa de las innovaciones tecnológicas, al contrario, fue acompañando ese proceso.

En lo personal la radio me acompañó en los distintos momentos de la vida, en la adolescencia comencé a esperar a algunos personajes que me marcaron como el Negro Dolina con La Venganza será Terrible, los relatos de Victor Hugo, Pancho Caldiero siguiendo la campaña de Boca, a Gustavo Vergara de Radio Nacional cuando viví en Ushuaia a principios de los 90. Luego en mis trabajos la compañía de la radio seguía presente con Basta de Todo con Matías Martin a la cabeza y otros programas, otras radios.

Sin saber que sería mi vocación mis primeras palabras al aire las pronuncié a los 18 años, en una colaboración de un programa de domingos a la tarde. Con la fecha del futbol de AFA, la Liga del Sur y lo que había dejado el deporte de esa jornada. Años después cursé la carrera de Periodismo en Mar del Plata. A pesar de haber trabajado Gráfica, Tv y Radio, siempre la mayor adrenalina la viví en las prácticas en el estudio de Radio, el operador, el aire, el micrófono y la otra persona que escucha del otro lado, que quien sabe lo que puede estar haciendo mientras escucha. Esa es la magia, contar y poner hechos en palabras, opiniones para un destinatario. Lo que uno nunca debe olvidar es que se le está hablando a alguien que nos eligió.

Es verdad que la radio nunca morirá, siempre será compañía. Desde que comencé a hablar en este medio pude encarar varios proyectos en distintas ciudades como Mar del Plata, Trelew, Punta Alta y Bahía Blanca. Los nombres de esos programas son Purificador de Aire, El Tren de las 6, Rebeldes Sin Pauta, Amanece Trelew, Tarde en la ciudad y La Ciudad Despierta. En estos primeros 100 años de la radio es un placer haber encontrado ahí una pasión, la de la curiosidad, donde las preguntas son tan importantes como las palabras y los silencios. Agradecido con todos los amigos que me fue dando esta profesión, abierto a entablar nuevas amistades en el aire. Larga vida a la radio.

Otras publicaciones

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial